martes, 14 de febrero de 2017

Como ven mis cámaras los insectos XI

Hola a todos:
ayer mientras seguía ordenando fotos realizadas tiempo atrás fui separando algunas que encontré en esos apartados misteriosos que quedan arrinconados en una zona oscura del disco esperando seguramente identificación.
Y siguen esperándola, pues a excepción de algunos, los demás se donde encajarlos, pero no su nombre verdadero y para ello es mejor, tranquilamente, observar lo que son capaces de ver las maquinas a través de los objetivos macros o del zoom de 300 mm.
Dicho esto, los bichitos que vamos a ver hoy pertenecen a dos órdenes distintos: unos son insectos y otros sus depredadores naturales, los arácnidos.
Cierto es que las arañas tienen por misión regular la cantidad de bichines de seis patas que vuelan por nuestros campos, pero cierto es también que existen insectos, himenópteros sobre todo, que buscan las arañas para inocularlas huevos donde sus crías tendrán asegurado su alimento.

Una Araña de la familia Linyphiidae a la espera de su presa.
La primera foto es una araña tendida a lo largo de su tela en espera de su presa. Pueden esperar largo tiempo hasta que la presa caiga en su tela y con las vibraciones saldrá rápidamente corriendo para envolverla en un letal abrazo de seda.

Argynnis pandora

La mariposa, una Argynnis pandora, una de nuestras mayores mariposas diurnas, es una gran voladora en todos los aspectos, tanto por velocidad como por la altura que pueden llegar a conseguir. En los meses de verano en frecuente verla en zonas boscosas húmedas, en los claros donde las zarzas tienen más luz.

Larva de crisopa

Es una pequeña larva de crisopa, no medirá más de tres milímetros de longitud, que acaba de salir de su huevo y corre por las ramas de una adelfa en busca de su alimento favorito y al que devora en gran cantidad: los pulgones. Los huevos de estos pequeños animales son como pequeñas varillas sobre las que descansa el huevo a salvo de sus enemigos.

Araña cangrejo merendando una abejita

La hora del almuerzo. Una araña cangrejo devora a una pequeña abeja que ha caído en su trampa. La araña adquiere el color de la planta en la que se aposenta y espera pacientemente a que su presa este a su alcance para darle el mordisco fatal que la inmovilizará.

Ninfa de chinche sobre flor de cardo.

Cuando escuchamos la palabra chinche todos pensamos en los chinches de cama que tantos perjuicios causaban y trasmitían hasta hace unos años sobre todo en aquellos colchones de lana que tanto les gustaban.
Pero en realidad los chinches son una enorme familia que abarca una gran cantidad de especies. Los hay verdes, de colores, redondos, alargados, y todos ellos encierran una belleza considerable cuando se les observa. En verano, cuando los demás insectos comienzan a escasear por la falta de flores a ellos se les puede ver en cardos y otras plantas.

La abeja que come con el abdomen elevado

El mundo de los himenópteros es inmenso y difícil de conocer. Abarca desde la mas humilde de las hormigas hasta los descomunales avispones europeos y ahora los asiáticos que nos invaden. Esta abeja que veis sobre la flor tiene la costumbre de elevar su abdomen cuando está recolectando polen en las flores. Las he visto muchas veces y siempre me ha chocado esa posición elevada del abdomen mirando al cielo. ¿Sera para engañar a sus depredadores?

Avispa excavadora de la familia Sphecidae.

La familia Sphecidae está formada por avispas excavadoras a las que veremos alimentarse de distintas plantas durante los meses estivales. Estas avispas, practican unos nidos en el suelo. Cuando lo tienen terminado lo cubren ligeramente y salen a la busca de una oruga a la que pincharan con su aguijón y dejaran viva pero paralizada. Una vez que la tienen paralizada la transporta a su nido y allí le inocula un huevo que será la comida para su larva, una comida viva.

Cadáver de una Eristalix tenax.

La mosca que veis en este cardo es una Eristalix tenax, una belleza que se alimenta fundamentalmente de polen y néctar de las plantas y es una preciosidad. Es una mosca grande, pacifica que nos dejará observarla siempre y cuando no lleguemos a aproximarnos demasiado. Pero el ejemplar que veis en el cardo no está vivo.

Una araña cangrejo, Thomisus onustu, la causante de la muerte anterior.

Este es el enemigo que la ha mordido y que al verme a mi soltó a su presa ya anestesiada por su veneno y se coloco debajo del cardo. Si es otra araña cangrejo, una hembra por el volumen de su abdomen. Fijaros en la cantidad de ojos que tiene en su cabeza con los que puede calibrar perfectamente distancia y ataque a sus enemigos.

Creo que es una avispa solitaria, pero no lo se a ciencia cierta.

El mundo de los himenópteros es increíble. La especialización de muchos de ellos les ha llevado a crear verdaderas asociaciones sociales en que cada individuo tiene un cometido específico dentro del panal o nido. También es cierto es que hay muchísimas avispas dentro de este mundo que son solitarias y que viven una vida sin relacionarse, solamente para aparearse.
La que os muestro, una belleza vista  a simple vista, nunca la he visto en compañía de otras.

Pequeña y multicolor Chrysis ignita.

Por último un himenóptero de la familia Chrysididae, una Chrysis ignita. Es una de las abejas más bellas que existen. Sus colores son un muestrario increíble de tonos. Las veréis muchas veces en las plantas umbelíferas alimentándose, siempre inquietas y en constante movimiento por lo que es difícil fotografiarlas a parte de su pequeño tamaño. Las hembras depositan los huevos en nidos de abejas y avispas donde se desarrollan las larvas alimentándose de sus larvas.
Nada mas por hoy. Espero no haberos cansado en demasía.
Sed felices.

Antonio 

3 comentarios:

  1. Muy bueno ..pero de arañas aun andas flojillo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Julio. Ya sabes que las 8 patas para mi son completamente unas gran desconocidas, pero si me das los nombres corrijo. Un abrazo

      Eliminar
  2. La primera es Linyphiidae posiplemente Linyphia sp. ,las otras dos "cangrejos"..Thomisus onustus

    ResponderEliminar