miércoles, 8 de abril de 2015

Blas de Lezo: el gran almirante olvidado y desconocido.-

El almirante Nelson tiene una gran estatua sobre una impresionante columna en Londres; nosotros tenemos una estatua del almirante Blas de Lezo en un lateral de los Jardines del Descubrimiento. Personalmente soy de la opinión que los grandes héroes nacionales deberían estar en el centro de las plazas, bien vistos y bien iluminados.

Estatua de Blas de Lezo y Olavarrieta en los Jardines del Descubrimiento (Madrid)

Blas de Lezo ha sido inmortalizado por el escultor Salvador Amaya en una preciosísima estatua en bronce sobre pedestal sita en los mencionados jardines desde 2014, que refleja de forma inmejorable los defectos físicos que sufrió el almirante a causa de heridas de guerra.

Situación de la estatua 

Si los Jardines del Descubrimiento son el lugar ideal para colocar a ilustres marinos a la sombra de Colón, por lo menos hagámosles resaltar adecuadamente creando un circuito con sus monumentos y significándolos a cada uno en lugares destacados en la plaza.
Dicho esto, vayamos con este resumen del gran almirante:

Primer detalle. Al tener el brazo derecho inútil, la espada bajo el para empuñarla con el izquierdo

Blas de Lezo y Olavarrieta nació en Pasajes el año de 1689, siendo mandado a estudiar a Francia. A los doce años, edad normal en aquella época, se alista como guardiamarina en la escuadra francesa.
Entonces, debido a la Guerra de Sucesión, las escuadras francesa y española eran aliadas defendiendo el derecho al trono de Felipe de Anjou.

Pata palo, su primer apodo. Perdida la pierna izquierda a los 17 años

Blas de Lezo que navegaba en un barco francés el año 1704 frente a las costas de Vélez- Málaga en pleno combate fue herido en la pierna y se la tuvieron que amputar por debajo de la rodilla. Por su valor fue ascendido a Alférez de Bajel.
Un año después, estaba de nuevo en el mar y en 1706 defendiendo la base de Tolón, un trozo de metralla le dejo tuerto del ojo izquierdo.
En 1712 es ya capitán de navío y en 1714 una bala de fusil al acercarse las murallas de Barcelona, le deja inutilizado el brazo derecho.
Es a partir de este momento cuando recibe el apodo de Medio hombre.

Otro detalle. En Tolon una esquirla le deja tuerto del ojo izquierdo y asi se representa.

Terminada la Guerra de Sucesión, es destinado a las costas del Perú con mando en navío de guerra y allí se dedica a combatir la piratería y a los bucaneros.
Vuelve a España y en 1730 es ascendido a Jefe de Escuadra, asignándosele una escuadra en el Mediterráneo, con la cual en 1731 se pondrá delante de la ciudad de Génova para que esta cumpliese los compromisos de con la Corona española.
Conseguido esto, condecorado con las mal altas del momento, se le otorga por parte de Felipe V un banderín para lucir en la nao capitana de la escuadra con la que parte a la conquista de Oran y a la persecución de los piratas de la zona, consiguiendo vencerlos y conquistar la ciudad.

Detalle del estandarte concedido por Felipe V para colocar en su nao capitana.

Ascendido en 1734 al empleo de Teniente General de la Armada en 1734 parte de nuevo hacia América con el cargo de Gobernador de Cartagena de Indias. Allí rendirá el último tributo a la Patria.
En inferioridad de condiciones tiene que enfrentarse a una escuadra inglesa mandada por el almirante Edward Vemon que sitia la ciudad. Las fuerzas inglesas con más de 180 barcos contra seis barcos de guerra españoles. Pues Lezo consiguió derrotar a la escuadra inglesa de tal manera que ello dio a España unos años de tranquilidad y supremacía en el mar.

La altura total de la estatua es de unas 6 metros, quizás un poco mas.

La batalla debió ser terrible ya cantidad de muertos también. Muchos cuerpos quedaron esparcidos por los alrededores de la ciudad provocando una epidemia de peste a la que Blas de Lezo no pudo combatir y murió por su causa, en Nueva Granada, en 1741.
Nada más por hoy, solo desearos felicidad.
Antonio

2 comentarios:

  1. La historia completa y rigurosa de su actuaicion en Cartagenera de Indias, sin novelar ni fantasias, en www.labatalladecartagenadeindias.com

    ResponderEliminar
  2. Fantastica entrada e inmejorables fotografías!

    ResponderEliminar