martes, 21 de enero de 2014

EL PALACIO DE CRISTAL EN EL RETIRO DE MADRID: LUZ Y TRANSPARENCIA.

 
 
1_DSC4711X1 - copia (2)
 

Si alguna vez llegas hasta el Palacio de Cristal en el Parque del Retiro de Madrid, fíjate en su planta y en su distribución. ¿Qué te recuerda? ¿Quizás algún tipo de templo románico, gótico..?

Os coloco un plano de cómo es realmente la planta del edificio.


 
d palacio de cristal A banus color-jpg

Lo miro muchas veces y, sin parecerse en nada, me viene a la memoria la iglesia inacabada de Agüero, sin tener relación ninguna y siendo totalmente opuesta en diseño y concepción a este palacio.
Pero esa nave transepto y el ábside acristalado al fondo me dan la sensación con la portada jónica que la obra está inacabada, que no era ese su final. Pero dejémonos de disquisiciones que no llegan a ningún sitio y que son fruto de mi mente calenturienta.
El Palacio de Cristal se construyó para la exposición que sobre las Filipinas se celebró en Madrid en el año 1887. Hacía falta luz para las plantas tropicales y se consiguió. Pero no solamente luz sino también transparencia. Y eso es el Palacio de Cristal del Retiro madrileño: luz y transparencia.
Su diseñador fue Alberto de Palacio y el constructor Bernardo Asín y se construyó en el corto espacio de tiempo de 5 meses.
Pero antes de entrar en más datos técnicos, permitirme que os acerque al Palacio de Cristal dando un pequeño rodeo desde la parte inferior de la loma hasta el fondo del lago para desde allí divisar su fachada de entrada en estilo jónico y allí contaros sus características.


1a_DSC6886x1
  Vista desde el Oeste. En primer termino el abside.


  1b DSC_3598X1
  Vista de la nave transepto, zona norte, y la zona de entrada jonica.


1c_DSC4712X1
  Absidiolo sur de la nave.


1d_DSC6936x1
El palacio desde el otro lado del lago

La longitud de la nave principal, el transepto, es de 54 m y su anchura de 28 m, estas medidas son aproximadas, estando formada por tres naves que se diferencian por la altura y por estar separadas por columnas metálicas de fundición, muy típicas de la época del desarrollo industrial de mediados del siglo XIX.


 
u_DSC6923x1
Entrada neoclasica con columnas jonicas

La rampa que se ve a la izquierda es el acceso para personas con cpacidad reducida, que le quita prestancia. pero que es una solucion idonea.
¿Pasamos al interior? Adelante.


 
i1 DSC_3605X1
 


i2_DSC6900x1


El ábside, opuesto totalmente a la entrada jónica, es a su vez una nave con deambulatorio.

 
u_DSC6904x
  El abside desde el paseo exterior


i3_DSC6915x1
En la nave central mirando al norte 
i4_DSC6895x1
  La cupula. Transparencia, luz y cielo

Cuando vayáis a verlo, fijaros en los azulejos que decoran su exterior, diseñados por Daniel Zuloaga, el gran escultor y pintor español nacido en 1852. Fijaros en los rostros de las aves, dragones y otros animales mitológicos que están presentes en las cenefas. Observad que en función de su situación unos están más degradados que otros. Habrá que tener cuidado en que los hielos no dañen los azulejos y si se deja que el agua se filtre a través de los morteros, con las heladas, es posible que aumenten los daños.



a1_DSC1985x1
  Azulejos con la figura de un leon alado
 

a2_DSC1986x1
  Figura de cisne con extremidades vegetales



a3d_DSC1975x1
  Deagones entre arcos y azulejos acompañando al arco.



a4_DSC1979x1        a5
  Azulejos con daños
 
Al palacio hay que dedicarle tiempo en mirar y descubrir. Hay que ver sus azulejos que bordean los arcos, y los capiteles de hierro fundido del interior y del exterior,


d_DSC1888x1
  Gargola en la primera cubierta

las mascaras que sirven de gárgolas como en las antiguas catedrales, y de nido a los gorriones, la cornisa intermedia entre gárgolas y la cornisa de la cúpula con mascaras y leones como la cornisa inferior y entre ellos unas guirnaldas con frutos.


 
d_DSC1891x1 
  Capitel de pilares en vidriera


d_DSC1900x1
  Capitel de los pilares del interior




d_DSC1949x1
  Cornisa de la cupula




d_DSC6903x1
  Firma del constructor
   
 
Y hay que contemplar sus reflejos y transparencias; no perder la noción de lo que está dentro y de lo que esta fuera, que muchas veces sucede.


 
r_DSC1972x1
  ¿Donde esta la verdad?



r_DSC1996x1
Los árboles crcen dentro y fuera
r_DSC1998x1
Como anécdota histórica indicar que D. Manuel Azaña eligió este palacio para la ceremonia de su toma de poder como Presidente de la República Española en el año 1936, muy poco antes del estallido de la Guerra Civil.
Hoy en día comparte exposiciones temporales y lo regentan conjuntamente Ayuntamiento de Madrid y Museo Reina Sofía.


u_DSC6888x
El Palacio visro por el lado suroeste

Me voy por donde he llegado, mirando atrás, cuesta marcharse...
Espero que cuando vayáis a visitarlo, esta página os haya abierto la puerta y que vosotros terminéis de descubrirlo…
Sed felices.
Antonio

3 comentarios:

  1. Excelente reportaje descubridor y difusor de tan singular obra decimonónica madrileña. ¡Chapeau!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Luis, me alegro que te haya gustado

      Eliminar
  2. Precioso, papá. muy interesante. ¡Bien hecho!

    ResponderEliminar